El Quinto Mandamiento – Honra tus Padres – Éxodo 20:12

Estoy estudiando Éxodo, y vino hoy al quinto mandamiento:  “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.” Éxodo 20:12.

Este mandamiento es difícil, porque en alguna situación, no sabemos exactamente que significa.  Es claro que los niños deben obedecer a sus padres, porque los padres los aman y quieren protegerlos y enseñarlos como vivir exitosamente.  En este aspecto, los padres son semejantes a Dios, quien nos ama y nos dio los mandamientos para nuestra bienestar.

Pero, ¿que podemos decir a los niños que tienen padres que los abusen, que los abandonan?  ¿Que podemos decir a los niños cuyos padres toman drogas y son mas interesados en donde pueden obtener las drogas que en cuidar por los niños?  ¿Que podemos decir acerca de padres que dejan los niños en casa solos para reunir con sus novios, o para ir al bar?  ¿Cómo deben estos niños honrar a sus padres?

¿Y que significa este mandamiento para los adultos?  Es claro que debemos escuchar a nuestros padres siempre, porque tienen sabiduría, y quieren lo que es mejor para nosotros.  Pero, al mismo tiempo, debemos vivir de acuerdo con la voluntad de Dios par nosotros, y no necesariamente de acuerdo con las fantasías ni los deseos de los padres.  Los padres también son pecadores, y, como madre, yo sé que los padres tenemos una tendencia para usar nuestros niños para ampliar nuestra autoestima, o para satisfacer nuestros deseos.  Creo que, cuando los niños lleguen a ser adultos, debemos leer este mandamiento en ambos direcciones.  Los hijos deben honrar a los padres, y los padres deben honrar a los hijos.

Y este mandamiento es aún más difícil cuando los padres son viejos, y los roles reversan y los hijos tienen que cuidar para los padres.  ¿Hasta que punto debemos ceder nuestras vidas, nuestros deseos, nuestros planes, nuestro conforte para cuidar a los padres?  ¿Cómo balanceamos las responsabilidades para nuestros padres, nuestros esposos, nuestros hijos, nuestro trabajo, y nuestra propia bienestar – física y espiritual?  Desafortunadamente, no hay respuestas sencillas a estas preguntas.

Nuestra sociedad ni siquiera tiene soluciones a estas preguntas.  Y la cuestión se magnifica a causa del hecho de que mucha gente vive para muy largo tiempo.  En generaciones pasadas, era posible cuidar para los padres en la casa de algún hijo.  Pero hoy en día, en la mayoría de casos, esto no es posible porque las hijas y las nueras, así como los hijos y yernos, trabajan por tiempo completo.  No es posible porque los ancianos viven hasta cumplir noventa años y más, y muchos de ellos sufren de alguna forma de demencia, o otros problemas de salud.  ¿Cómo podemos honrar a nuestros padres en estas situaciones?

Creo que este mandamiento, así como los otros nueves, es una guía para la vida buena.  Es un mandamiento, sí, pero debemos realizar que somos pecadores, y nadie puede guardar los mandamientos perfectamente.  Por eso, Jesucristo murió en la cruz para traer salvación a nosotros.  En las situaciones difíciles, es necesario orar mucho, para que Dios nos instruya acerca de lo que debemos hacer.  Y cuando fracasamos, podemos confesar y recibir perdón, porque Dios es misericordioso, y nos ama como Padre Perfecto.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: